sábado, 31 de enero de 2015

La Razón

Hay una curiosidad coránica sobre el uso de la razón para alcanzar la "fe" en Dios: la expresión divina "¿A caso no razonáis?" se repite más veces en el Noble Corán que la expresión "¿A caso no tenéis fe?". Muchos dicen "tener fe", ¿pero en qué? Aquellos que no usan su intelecto para buscar la Verdad, para reconocer las manifestaciones y signos de Dios, suelen limitarse a creer en lo que creen los demás, a imitar a otras personas sin un fundamento evaluado a la luz de la razón.

En el momento en que empezamos a aplicar el razonamiento, es cuando podemos desglosar los elementos y analizarlos comparativamente, reconociendo entonces cuál es la Verdad y cuál es la falacia, en ese momento es cuando podemos alcanzar la "fe".

Y a mi entender es un oxímoron decir que por ser creyente no necesito usar mi intelecto y sólo debo tener "fe" ciegamente, pues el intelecto es el fundamento del creyente y la revelación es un Mensaje transmitido a un receptor racional.

Por eso mismo, es sorprendente la cantidad de llamamientos del uso de la razón y sinónimos en el Noble Corán: el intelecto, el raciocinio, la reflexión y la meditación son el epicentro del discurso coránico para despertar el recuerdo.

Si leemos el Noble Corán en su conjunto como si fuera una sola Unidad, veremos que en muchas aleyas, Dios "se lamenta" (no en sentido antropomórfico) de que la mayoría de los seres humanos no razonan o desperdician su razonamiento.

El Noble Corán no viene para anular nuestro propio intelecto, sino para todo lo contrario, para fortalecerlo. Por eso al Noble Corán se le denomina "Al-Furqán" (El Criterio), aquello que nos enseña a diferenciar la Verdad de la falsedad. De allí, el Noble Corán use varios términos-raíz árabes para hacer referencia a la capacidad de razonamiento, reflexión, comprensión, por ejemplo: 3aql, Lubb, Fikr, Tadbír, etc.

Cito algunas aleyas en las se usa el término-raíz 3aql de tan sólo en una de las azoras: la azora de Al-Baqara (La Vaca):

- ¿Cómo es que ordenáis a la gente la virtud y olvidáis incluiros a vosotros mismos que recitáis la escritura divina? ¿Es que no vais a usar vuestra razón? (44)

- Dijimos: "Aplicad este [principio] a algunos de esos [casos de homicidio no resueltos]: así salva Dios vidas de la muerte y os muestra Su voluntad, para que [aprendáis] a usar vuestra razón" (73).

- ¿Pretendéis que crean en lo que predicáis cuando buena parte de ellos ya habían oído la palabra de Dios y, a pesar de haberla razonado, la alteraron conscientemente? (75)

- Ciertamente, en la creación de los cielos y de la tierra, en la sucesión de la noche y el día: en las naves que navegan en el mar con lo que es de provecho para el hombre: y en el agua que Dios hace descender del cielo, con la que vivifica la tierra después de haber estado muerta, y haciendo que se multipliquen en ella toda clase de criaturas: en el cambio de dirección de los vientos y de las nubes sometidas entre el cielo y la tierra: [en todo eso] hay mensajes claros para gentes que usan su razón. (164)

- Pero cuando se les dice: "Seguid lo que Dios ha revelado", algunos responden: "¡No!, seguiremos [sólo] lo que hemos hallado que creían y hacían nuestros antepasados." ¡Pero! ¿Y si sus antepasados no usaban la razón y carecían de toda guía? (170)

- Los que se empeñan en negar la Verdad son como cuando el pastor le grita algo al ganado, éste sólo percibe gritos y voces. Son sordos, mudos y ciegos: porque no usan su razón. (171)

- Así os aclara Dios Sus mensajes, para que [aprendáis] a usar vuestra razón. (242)

El uso de la razón no es un "pecado" sino una bendición de Dios para el ser humano sobre el que será juzgado en el Último Día. La reflexión racional es sólo el primer paso para una correcta comprensión del Mensaje. Se necesita además de una apertura del corazón, un corazón libre de dogmas, esto es, de la contemplación reforzada por la profundidad del sentimiento espiritual ya que el uso único del intelecto tiene un problema y es que la razón humana tiene límites. Parafraseando a Osman Nuri Topbas, Dios desea que el creyente asimile el esplendor divino y los misterios y sabiduría que subyacen detrás del gran orden de sus signos. Desea que el creyente lleve una vida impregnada de Imán (fe en Dios) y Taqwa (consciencia en Dios). De allí, que es imperativo que el intelecto se someta al entrenamiento del Wa3y (revelación divina).


Humanamente hablando, la mente humana tiende a "familiarizar" lo desconocido para hacerlo perceptible. Entonces, el Wa3y no surge de un medio externo al humano, sino que surge desde adentro de la razón humana. Y por eso algunos individuos se dan el lujo de dudar que lo que proviene de un ser humano pueda tener origen divino. De hecho, no conocemos ninguna otra fuente de conocimiento que la interna, que el propio intelecto humano.

viernes, 30 de enero de 2015

Todos En El Infierno Salvo "Nosotros"

Urge la necesidad en estos tiempos de descomponer y analizar un perfil que prolifera en esta comunidad. Admitir la existencia de musulmanes alborotadores que manifiestan un estado permanente de hostilidad hacia la humanidad, sean musulmanes o no. Es como si el mundo les perteneciese sólo a ellos. Ciertamente, callar, mirar a otro lado o negar, nos hace cómplices de las consecuencias de ese pensamiento exclusivista : Nosotros y nadie más.

La guerra empieza como fruto de una postura intelectual y psicológica, te enamoras de tu propia comprensión, de ti mismo, te crees el poseedor de la verdad absoluta, mientras todos los demás están en el error, lo cual te conduce automáticamente a despreciar a los que no concuerdan contigo. Luego pasas a la segunda fase : Odiar a los demás porque odias su manera de ser.
La fase tres implica combatir; primero verbalmente etiquetándolos, de ignorantes; obviamente yo sé mejor que tú porque estudié con el sheikh fulano o porque llevo cuarenta años de musulmán o porque nací musulmán o ...Segunda etiqueta; eres un desviado. Y finalmente llegamos a "eres un enemigo del Islam" porque el desviado musulmán es un peligro latente para la comunidad, mucho más peligroso que el enemigo exterior, luego me tengo que deshacer de ti. Anatomía de un enfermo mental.

Este perfil no nace de la noche a la mañana, tampoco surge por accidente; se trata de un perfil que se alimenta de una sobre-dosis de textos que, o pueden ser falsos o bien mal-interpretados una vez verificada su autenticidad.
Pero esto no es novedad, en el siglo XVIII nos sale un iluminado afirmando que todos los musulmanes de su época son asociadores y que no existen musulmanes verdaderos salvo él y sus seguidores, por lo tanto hay que combatirlos, y es lo que hizo. Este pensamiento se perpetúa hasta nuestros días gracias al poder del petro-dolar a través del los llamados salafíes, los del grupo salvado, de hecho hay un librito que seguro todo converso se ha leído llamado "El Grupo Salvado". Recuerdo haberlo tenido pero nunca me dio por leerlo, el sólo título me era ofensivo.

Hay un hadiz que es el favorito de la escuela repite, obedece y no preguntes, la escuela de nosotros somos el grupo elegido -(me pregunto qué hierba fuman algunos)- que tiene consecuencias devastadoras en la comunidad. Ese hadiz es un arma de destrucción masiva en manos de tontos y de ignorantes.(Iraq -Siria mejores ejemplos)

Me da la impresión que el hadiz de la innovación y el de la imitación a un pueblo, junto al siguiente hadiz, son de los que más se leen por todo facebooklandia. Se trata del hadiz de los setenta y tres grupos - grupos no sectas-. El hadiz se encuentra en varias enciclopedias hadicianas y dice que, supuestamente el profeta dijo que su comunidad se iba a dividir en setenta y tres (los judíos en setenta y uno, los cristianos en setenta y dos) grupos, todas irán al infierno y sólo una entrará al Paraíso. Existen diferentes versiones del mismo hadiz.

No hay que ser experto en hadices para llegar a la conclusión de que esto no cuadra para nada con las leyes de Allah, suponiendo, por su puesto, que tengamos una profunda cultura y mentalidad coránica, cosa que el noventa y nueve por cierto de los musulmanes no tienen. Se aprende el Islam a base de dijo fulano, dijo mengano.

Un pequeño ejemplo usando el sentido común :
Existe un hadiz que dice que Allah creó los cielos y la Tierra en siete días. Allah dice que fueron seis días. ¿A quién tengo que creer? El Profeta JAMÁS contradice la palabra divina. Vosotros mismos. Seguramente habrá quien por no desmentir un hadiz sería capaz hasta de filosofar al respecto diciendo que debe tener una explicación cósmica que no llegamos a entender aún.
Sigamos con el hadiz que nos ocupa.
Que las diferentes comunidades religios
as se dividan no es una aberración, ni algo que nos debería sorprender; el mismo Corán hace referencia a ello. No sólo divergen en los fundamentos, sino también en las ramas de la religión. Los musulmanes no somos menos, seguiremos los mismos pasos al milímetro, (tenemos hasta una casta clerical que determina quien es creyente y quien no y que comercializan con la palabra divina), como buenos imitadores que somos.

Valoración de sabios:

* Ibnu Al Hazm : El hadiz es falso, no hay nada que discutir. No merece gastar ni saliva ni tinta en él.

* Muhammad Ibnu Ibrahim Al wazir afirmó lo mismo; se trata de un hadiz inventado por cuestiones políticas y religiosas para meter cizaña en la comunidad.

Otros afirman problemas en la cadena de trasmisión (los que trasmiten el hadiz), otros lo califican de débil y otros aceptan la parte de la división por lógica pero rechazan por completo la referencia al número y al grupo salvado.
Los shia con sus diferentes grupos también tienen su versión del mismo hadiz, y en su caso tampoco se libran todos, sólo puede quedar UN grupo; nosotros. La gracia es que todos se consideran el "nosotros".
En fin, muy cómico esto del grupito salvado. Aquí cada uno se crea su propia religión y sus propios cuentos.

El Islam es la religión de la Misericordia, abraza a toda la humanidad, sólo se excluyen los que decidieron por voluntad propia excluirse de la Misericordia divina : Los que desmienten el Mensaje y se aparten de él.

Cuestión de lógica:


Se escribieron libros intentando contar esos setenta y dos grupos más el grupo salvado y el problema que se impone es que, después de la muerte de esos sabios, los grupos siguieron multiplicándose (sea dentro del Cristianismo, Judaísmo o Islam) , mientras otros desaparecían. La realidad misma contradice el hadiz.

jueves, 29 de enero de 2015

Analiza Tu Religiosidad

La profundización en la práctica religiosa externa, o religiosidad externa que antepone el ritual encima de la fe, de la comprensión, del conocimiento, se caracteriza por su extrema pobreza en dos aspectos : el aspecto espiritual y el aspecto ético.

Es la adoración a través del rito sin conocer al Creador, sin haber sentido a Allah ni una sola vez, sin entender el objetivo del rito.

Los musulmanes tenemos que re-considerar nuestra religiosidad, hayamos nacido musulmanes o recién hayamos abrazado el Islam; el rito no deja de ser importante y no hay que descuidarlo, porque es el camino para alcanzar el objetivo y no un objetivo en sí mismo.

Disfrazarse de musulmán estilo árabe no es el objetivo, aunque decir que tenemos un corazón puro y que somos rectos no es excusa tampoco para adorar a Dios cómo nos apetezca. A Allah se le adora según Sus reglas.

La religiosidad espiritual crea a personas bellas, humanas, serenas, pacíficas, conectadas a Dios, crea un equilibrio psicológico, firmeza en la creencia, algo que no consigue la religiosidad externa, basada en apariencias, de ahí, la contradicción que vemos en muchos casos entre lo que parece y lo que se es en realidad. La contradicción indica un fallo, ausencia de equilibrio y armonía.

Un musulmán agresivo, violento, que arremete contra todo y contra todos en nombre del Islam, de Allah o de Su Mensajero no conoce al Creador, adora a "otro" Allah que el mismo se ha creado en su mente creando su propia "religión" basada en la oscuridad,y sintiéndose muy orgulloso de ello pensando que ha encontrado la vía.

Es más fácil ser musulmán que ser creyente, y reflejar un estado de conciencia de Allah, de piedad interna y de responsabilidad de nuestros propios actos.

No existe paz interna sin una mente iluminada, y por lo tanto, hay que preocuparse por la mente si nos preocupa nuestro corazón, porque el profundo conocimiento en nuestro corazón, significa conocer a Dios de manera individual, y una vez que lo conocemos lo adoraremos de manera correcta. Seremos una luz cálida para los demás.

Sólo entonces, dejaremos tanta formula, tanta consigna vacías, tanta charla trivial, tanto sermón sin baraka- sin bendición- que no afecta a nadie salvo a ilusos que se dejan embaucar por cualquier charlatán que se nombra "portavoz de Allah y de Su Mensajero".

" Ciertamente he creado a los genios y a los hombres para que Me adoren." Corán (51:56)


"Me adoren" = Me "conozcan"

Educar En El Amor A Allah

“¡Firat! Es hora de dormir, querido. No juegues más”, le dije con voz decidida, su reacción fue cómica, sorprendente y preocupante a la vez: “Papá, si me haces dormir estaré triste y si tú me provocas tristeza, Allah te pondrá en el Infierno”.

Inicialmente me reí, pues nunca había oído tan terribles palabras de su boca pequeña e inocente. Pero me preocupó que hablase del Infierno. ¿Qué sabes sobre el Infierno, querido? Me dije a mí mismo. Esto no es algo que mi niño pueda imaginarse por sí solo. Esto es algo que no debe ser mencionado a la ligera ni por los adultos. Debemos recordar siempre el horrible lugar que es y nunca se debe bromear al respecto ni condenar gente a él a la ligera.
Esto me hizo pensar qué clase de valores, qué estructura de motivaciones debemos enseñar a nuestros hijos como musulmanes.

Para algunos musulmanes el Islam se ha convertido en una serie de prohibiciones: “No bebas alcohol, no comas cerdo y, en ciertas culturas, no comas carne de McDonalds”… y así sucesivamente. “Y si lo haces acabaras en el Infierno”. Para muchas personas, hasta aquí llegó su educación islámica. Los padres consideran que su obligación religiosa se cumplió: “Ahora dedícate a la educación secular para que puedas ganar mucho dinero”.

El resultado frecuentemente es que el niño crezca sin ninguna conexión espiritual con la fuente del Islam. El origen de la fe es el amor a Allah. La lista de “no hagas” y “haz” es un pequeño y periférico resultado de nuestra adoración a Allah. La adoración en el Islam se debe entender como la máxima expresión de amor y no un simple acto físico de inclinarse.

El Islam nos enseña sin compromisos a adorar y a querer a Allah como el centro, no solo de nuestra vida espiritual sino material. El fundamento del Islam es el Tawhid - Unicidad- y aquellos que piensan que el Tawhid es una cuestión de números –es decir, que tengamos uno en vez de tres o varios– pues están equivocados. El Tawhid consiste en hacer de Allah el centro de nuestra existencia, en agradecerle, en recordarlo, en buscar Su ayuda, confiar en El, complacerlo y, sobre todo, en amar a Allah.

Tenemos los mejores años de la infancia de nuestros hijos antes que sean adolescentes para inculcarles el amor a Allah, el reconocimiento de Sus bendiciones y presentar el modelo del Profeta, paz y bendiciones con él, a sus mentes y corazones.

Como nos muestra la ciencia, las conexiones de las neuronas cerebrales de nuestros hijos se están formando durante esos años, y los hábitos y habilidades aprendidos a esta edad definirán su personalidad sin pensar lo que sean luego. Una buena educación Islámica es casi como transmitir firmes buenos valores, modales y fe hasta sus corazones y mentes.


* Un individuo es el resultado de una educación.

miércoles, 28 de enero de 2015

El A-B-C del Islam

El Corán es el verdadero mensaje que incluye todo lo primordial y esencial. Es la única referencia y fuente suprema a todos los asuntos islámicos importantes. 

La Sunna del Profeta es la viva encarnación de las sunnas del Corán, las cuales son obligatorias de seguir a través del ejemplo del Profeta (saws). No obstante, esa Sunna no es la establecida por gente en tiempos del oscurantismo, no se trata de aquellas narraciones recopiladas en conocidas obras.

En el Islam hay fundamentos no aptos a transformación alguna.

-Campo de las creencias.
-Campo de la adoración.

-La ética y la moral.